lunes, 25 de octubre de 2010

Una secta peligrosa?

Carta a un mormón


10.07.07

CATEGORÍA.
En febrero de 2007 recibí la cortés epístola de una amable lectora ofendida por mi inclusión de los mormones entre las “Sectas Peligrosas”. Le contesté, y mi respuesta terminaba así:
"Lo que sí le prometo es escribir lo antes posible algo para que los mormones puedan reflexionar y que justifique la inclusión en esa categoría de "sectas peligrosas". En el caso mormón, son "secta", y son "peligrosa" sobretodo para ellos; para ustedes, los adeptos. Le aseguro que también el resto de organizaciones sectarias se creen elegidos de Dios".
Hoy empezaré a dar cumplimiento a mi promesa. Esta es la respuesta que le mandé, con algunas ampliaciones al final.

Estimada Sra.
Siento haberla molestado incluyendo el mormonismo entre las sectas peligrosas; como verá hay otras muchas, y todas son consideradas por sus adeptos como estupendas. Lamentablemente no he podido todavía escribir sobre algunas pero si entra usted en cualquier artículo de sectas (excepto "nazis-eta") verá que siempre incluyo un párrafo que hace la diferencia entre la secta y las personas. Es el caso de los mormones.
Las sectas que clasifico son solo aquellas sobre las que tengo información suficiente, y en la mayoría he leído atentamente sus libros sagrados y demás publicaciones (el Libro del Mormón, Perla de gran precio e Historia de la Iglesia en cuanto a mormones).
El caso del mormonismo es algo especial. La psicosis delirante, inmoralidad y megalomanía delincuente de su fundador me hace particularmente doloroso que personas de buena fe sigan cayendo en semejante estructura. Simplemente intente usted, indagar un poco en sus propios textos: de los once testigos de Joseph Smith, todos dejaron la secta salvo los familiares; y de ellos, también dos hijos de Smith la abandonaron por la reorganizada de los Ultimos Días.
Pese a su obediencia masónica en la logia de Navoo desde el 15 de marzo de 1842 (como los 5 primeros presidentes: Smith, Young -que le robó la sucesión a Smith III- Taylor, Woodruff y Snow), nada impidió que fuera condenado y finalmente asesinado por fieles hartos de que se acostara con sus esposas, ni su "divinidad" le sirvió tampoco para defenderse prefiriendo liarse a tiros antes del linchamiento e hiriendo a 4 personas. Para el profeta-estafador puede que fuera maravilloso acostarse con más de 200 mujeres -muchas esposas de sus sectarios- o que, no contento con las madres hiciera sus orgías madre-hijas, pero evidentemente hasta sus más fanáticos seguidores acabaron pensando que les tomaba el pelo como tontos.
Todo ello queda muy lejos de las afirmaciones del profetoide sobre que era todopoderoso, o como dice en el volumen VI de Historia de la Iglesia, superior a Dios:

"Dios es mi hombre de confianza, mi mano derecha".
Siendo usted mujer, la secta es si cabe aun más destructiva y peligrosa, y me alegraré si -como han hecho infinidad de relevantes mormones- la abandona algún día. Si no es así, nada impide su felicidad, el espíritu humano es demasiado grande como para ser aniquilado por estafas. De hecho, algunos mormones cuentan con mi más sincera admiración (es el caso de Orson Scott Card). No dudo que, antes o después, si tienen tiempo, todos los mormones terminan dejando la impostura y abandonan la propagación de falacias, salvo si la secta les reporta beneficios que no encontrarían fuera. Los casos más relevantes se dan en la comunidad científica que, por lo menos, deben admitir cómo mentía Smith sobre sus delirantes (y falsas) traducciones de papiros egipcios, su totalmente inventada –y falsa también- historia arqueológica de América (ni una de las 200 ciudades inventadas por Smith ha dejado rastro arqueológico alguno), además de esas novelas de ficción que hizo pasar por revelaciones.
Finalmente, no sé en qué “sección” del mormonismo se encontrará usted, pues la supongo al corriente de que la actual secta de Salt Lake City ni siquiera respetó las decisiones de su fundador, y fue otro listillo, el tal Brigham Young, quien se nombró nuevo profeta saltándose la misma voluntad de su testamento (17 enero 1844) donde dejaba a su hijo Joseph Smith III como sucesor legítimo:

“Él será mi sucesor en la presencia del Alto Sacerdocio; un vidente, un revelador, un profeta para la Iglesia. Su designación le pertenece por mi bendición, y también por derecho”.
Parece que ni Young ni nadie de los actuales mormones le dieron mucha importancia a la voluntad del “profeta” Smith. Es raro, si de verdad creen lo que este notorio estafador decía de sí mismo:
“Soy el único hombre que ha conseguido mantener unida toda la Iglesia desde los tiempos de Adán... Ni Pablo, ni Juan, ni Pedro, ni Jesús lo consiguieron nunca”.
No quiero dejar de hacer una mención a otro tema que me parece especialmente sangrante: el racismo.
Los mormones de Joseph Smith tomaron lo peor de otras religiones anteriores. Así, su difusión por la espada y las llamadas del gurú a saquear, robar y usar la violencia para extender sus ideas solo serían comparables a las del mismo Mojamé, y si no alcanzan el salvajismo de este último puede que sea solo una cuestión de tiempos. Sin embargo, no es la primera pero sí de las más acentuadas sectas que hacen hincapié en un profundo racismo. En 1 Nefi 11-13 Smith ya inventa que, según él:

“vi una virgen que era sumamente hermosa y blanca”
lo cual es bastante raro para una mujer semita, judía palestina, del siglo primero. No tendría importancia si no supiéramos que “los malos” de su historia son esos inexistentes “lamanitas”, el pueblo maldito que reúne todos los vicios, y que –cómo no- la marca de su maldición era la piel oscura... Eso sí, cuando se vuelven buenos
“les fue quitada su maldición y su piel se volvió blanca” (Nefi 2-15).
¡Mal asunto para los nativos americanos!
¿No le parece?

Fuente: http://blogs.periodistadigital.com/politicamenteacorrecto.php/2007/07/10/carta-a-un-mormon

2 comentarios:

  1. bravísimo!!!!!! a desenmascarar a esa secta de insanos mentales atiborrada de pervertidos lujuriosos y pedófilos

    ResponderEliminar
  2. Jajajja... te refieres mas al catolicismo que al mormonismo ..xD! un poquito de información e investigación propia en el campo antes de hablar semejantes desviaros...

    ResponderEliminar